#AçòJaCrema

Main Sponsor

Mi cuenta

El Alzira FS reclama en el pleno la situación del Fontana Mogort

Comparte este Post

El presidente del club y una representación de padres y madres expusieron su hartazgo

El presidente del Club Alzira Futbol Sala, Vicente Fontana, y Sergio Garrigues, en representación de los más de 500 padres y madres de la escuela base, expusieron en el pleno del Ayuntamiento de Alzira, frente a los representantes políticos, el malestar por la situación de carencia de instalaciones deportivas para la práctica indoor. Concretamente desde hace cuatro años, cuando el Fontana Mogort cerró sus puertas por unas anomalías en la cubierta.

Una situación que ha ido empeorando las condiciones de los jóvenes deportistas que hacen uso de estas instalaciones y que se ven abocados a repartirse por los centros educativos para entrenar e, incluso, jugar sus partidos como local en Castelló, a 20 kilómetros de casa. Son algunas de las cosas que tanto el presidente de la entidad como Garrigues reclamaban en sus respectivos discursos. El primero desde la gestión de club y el segundo desde la perspectiva de los padres y madres.

Tras agotar los puntos del día que incluía el pleno de febrero, Vicente Fontana abrió los ruegos y preguntas por parte del público con una extensa exposición que incluía una cronología de lo que ha sucedido en el Fontana Mogort desde abril de 2018, cuando cerró sus puertas con la intención de reparar el problema de las goteras y que, posteriormente, mantuvo el cierre por unas deficiencias estructurales la cubierta.

«Casi 1500 días sin el Fontana Mogort»

Fontana reclamaba “más respeto por el deporte alzireño”, en forma de mensaje al gobierno actual y a las formaciones que puedan entrar a partir de las elecciones. “Tenemos más de 9000 deportistas federados, casi 40 clubes deportivos, equipos y deportistas que son referencia”, indicaba antes de solicitar más “inversión en instalaciones deportivas” alegando que el deporte es “salud, bienestar y valores para la sociedad”. Tras la intervención del presidente del club, los padres y madres, en voz de Sergio Garrigues, también argumentaron su malestar.

“Estamos hartos”, hacía hincapié Garrigues, antes de enumerar una serie de inconvenientes provocados por la ausencia del pabellón alzireño desde hace casi “1500 días”. La rotación de horarios, no saber dónde se entrenará, el gasto extra en combustible y el agotamiento son algunos de los argumentos que expuso. Además, la intervención terminaba con una batería de preguntas sobre la gestión y, también, la situación cuando el proceso acabe: “estaremos igual que hace cinco años”.

En la actualidad, los recintos disponibles son dos: el Palau y el Pérez Puig. Cuando el Fontana Mogort vuelva a estar disponible, habrá dos pistas más, algo que, con el aumento del número de deportistas, será insuficiente. “¿No se han planteado hacer un recinto con más pistas? Solo necesitamos un techo, un pavimento adecuado y unos vestuarios”, cerraba Garrigues.

Otras Noticias

Noticias

La afición Family renueva sus ilusiones parala 24-25 

Tres días después de confirmarse el descenso, el Family Cash Alzira arrancaba con las renovaciones de abonos de cara a la próxima temporada. En parte, porque lo requería la afición, que no escondía sus ganas de seguir al lado del equipo en 2ª División. Y la cosa no ha ido nada mal. La primera semana de campaña el equipo supera los 600 abonados.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para su correcto funcionamiento y para fines analíticos. Contiene enlaces a sitios web de terceros con políticas de privacidad ajenas que podrás aceptar o no cuando accedas a ellos. Al hacer clic en el botón Aceptar, acepta el uso de estas tecnologías y el procesamiento de tus datos para estos propósitos. Más información
Privacidad